Higa o Figa de Azabache y Plata

SKU
TR112
179,90 €
Disponible

Colgante de azabache con casquillo de plata 925 hecho totalmente a mano, por tanto no hay dos iguales. Fabricado en Galicia , metodo artesanal. Sello oficial de calidad Artesanía de Galicia y Ourives de Compostela.

Tradicionalmente amuleto de la buena suerte y contra el mal de ojo.

Se llama “higa” en España a partir del s. XVI, a un objeto en forma de mano cerrada con el dedo pulgar entre el índice y el medio, considerado gesto de menosprecio, pero también amuleto de carácter curativo y protector contra las murmuraciones y los maleficios.

Talismanes semejantes ya aparecen en el Antiguo Egipto y Fenicia, y fueron muy utilizados en el mundo romano. Posteriormente, los árabes de la Península emplean, desde el s. XI, amuletos colgantes de azabache de diferentes formas, incluyendo la mano, relacionados con la creencia en el mal de ojo, muy arraigada en las tradiciones árabes.

El hábito de llevar amuletos de azabache se extiende por los territorios cristianos durante toda la Edad Media. La forma de mano cerrada o puño o “figa” aparece de forma más frecuente en el s. XVI. A partir del s. XVII, las figas se decoran con muchos elementos simbólicos y talismánicos, como corazones y lunas, y adoptan una forma tan esquemática que las hace, a veces, irreconocibles.

Se trata, por tanto, de una joya de gran tradición en distintas culturas, conocida mundialmente. Está hecha con azabache de manera artesanal. Sin duda una buena manera de protegerse porque, como decimos en Galicia, "haberlas haylas".

Medidas: